Home / Portada / Comunidad evangélica de Campeche en contra a la iniciativa de ley de matrimonio igualitario

Comunidad evangélica de Campeche en contra a la iniciativa de ley de matrimonio igualitario

Campeche, Camp., a 07 de mayo de 2016.- 

     La Comunidad Evangélica del Estado de Campeche A.C. ha tenido a bien convocarles a fin de dar conocer a la sociedad en general, así como a las autoridades legislativas y de todos los niveles de gobierno, la postura de la Iglesia Evangélica sobre la iniciativa de ley que busca legalizar la unión entre personas del mismo sexo bajo la figura matrimonial y que se encuentra actualmente en trámite en el Congreso del Estado.

 IMG_20160507_095607     Antes que nada, hay que aclarar que la Iglesia Evangélica de Campeche es un sector numéricamente importante de la población campechana, pues cuenta, según datos oficiales del Inegi, con 135 mil ciudadanos practicantes de nuestra fe, mismos que deben ser tomados en cuenta en deliberaciones tan trascendentales como la iniciativa de ley que hoy nos ocupa.

     Como en otras ocasiones, la Comunidad Evangélica, en consideración de la importancia que tiene para nuestra sociedad, especialmente para el matrimonio y la familia, hace pública su postura respecto a esta iniciativa:

DECLARAMOS NO ESTAR DE ACUERDO CON LA INICIATIVA DE LEY QUE PRETENDE LEGALIZAR LA UNION ENTRE HOMBRES Y MUJERES HOMOSEXUALES BAJO LA CALIDAD DE MATRIMONIO.

RAZONES:

     1.- El razonamiento en que se basa la iniciativa para otorgar la posibilidad de contraer matrimonio a personas del mismo sexo es pobre y carente de un verdadero sustento: Invoca el Artículo I de la Constitución federal que habla de los derechos humanos y de la no discriminación.

     En este artículo no se contempla en lo absoluto el matrimonio, se protegen los derechos humanos y se rechaza la discriminación en términos generales. En uno de sus párrafos, a la letra dice: “En tal virtud, ninguna ley puede restringir, negar o suspender derechos inherentes a cada persona, salvo en los casos y bajo las condiciones que ordene la propia Constitución federal”. Y siendo que el matrimonio está contemplado constitucionalmente entre hombre y mujer, la negación del mismo no está contemplada como un acto de discriminación.

     El Artículo IV constitucional habla de la igualdad del hombre y la mujer en el marco del matrimonio. El Artículo 30 constitucional, Inciso B, Punto II, reconoce el matrimonio entre hombre y mujer. Por lo tanto, el matrimonio entre hombre y mujer está establecido constitucionalmente y negar ese estado a parejas homosexuales no es un acto de discriminación.

     2.- El Artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, citado como argumento en la iniciativa de ley en cuestión, invoca los derechos que tanto el hombre como la mujer, como personas distintas, tienen de casarse y formar una familia y en el marco de ese estado legal conservar sus derechos constitucionales. La inferencia que el autor de esta iniciativa hace es solamente su punto de vista personal, aunque no legítimamente extraída de mencionado artículo.

     3.- En el texto de dicha iniciativa, el autor dice: “Los numerales en comento conceptualizan a la familia como el elemento natural y fundamental de la sociedad, sin señalar cómo debe estar conformada ésta ni quiénes son sus integrantes”. A esto, la Iglesia Evangélica responde que no es necesario hablar de los integrantes de la familia porque en la palabra “familia” está implícito quiénes la conforman. Además, el Artículo IV vigente aún en nuestra Constitución dice en su último párrafo: “Es deber de los padres preservar el derecho de los menores (…)”. Aquí se sanciona que la familia la conforman los padres e hijos (menores). Además, la literatura en general y aún los libros de texto nos hablan con claridad qué es y cómo está integrada una familia.

     4.- Hago nuevamente alusión al texto de la iniciativa: “De manera tradicional se consideró que la familia debe estar integrada por un matrimonio entre hombre y mujer con su respectiva descendencia (…)”. La Comunidad Evangélica responde: La familia fundada sobre la base del matrimonio entre hombre y mujer no es producto de la tradición.

     Desde tiempos inmemoriales, en todas las culturas, aún de las primitivas, el matrimonio y la familia han estado fundados sobre la unión de la pareja humana hombre-mujer. Además, la constitución física de la pareja es complementaria y reúne las condiciones individuales de sus integrantes para la reproducción.

     Los órganos reproductivos tanto del hombre como de la mujer son distintos pero complementarios para la reproducción y la formación de la familia. Es verdad, la preservación de la raza humana no es la única función del matrimonio, pero sí una de sus principales características, sin la cual, cualquier otra unión entre personas no puede ser catalogada ni recibir la calidad de matrimonio. ¿Para qué la capacidad reproductiva? Esta iniciativa arrebata al matrimonio un elemento intrínseco: la reproducción.

     Transcribo la propuesta gubernamental: “Ya que dichas disposiciones resultan contrarias a los principios de igualdad y no discriminación, se propone conceptualizar el matrimonio como sigue” (…):

     “Art. 157.- El matrimonio es la unión de dos personas para llevar una vida en común, en donde ambos se deben procurar respeto, igualdad y ayuda mutua, debe celebrarse ante las autoridades del Registro Civil, tal como establece este código y con las formalidades que este exige”.

     En esta propuesta dolosamente se elimina el propósito de la reproducción en el matrimonio y, en consecuencia, se anula el concepto hasta ahora vigente del matrimonio hombre-mujer. Al quitar el propósito de la reproducción se da entrada al nuevo concepto de ‘matrimonio’ en el que encuadran bien las uniones entre homosexuales.

     Para allanar el camino a esta iniciativa a fin de convertirla en ley, proponen reformar 11 artículos del Código Civil del Estado de Campeche, borrando de un plumazo los términos hombre-mujer en el concepto del matrimonio. Así, los matrimonios formados por parejas (hombre-mujer) serán rehenes de una legislación trunca que favorece a un grupo minoritario de la sociedad.

     Creemos que esta iniciativa no es necesaria, puesto que ya existe la Ley de Convivencia debidamente legalizada y que incluso en la revisión que le hizo la Suprema Corte de Justicia de la Nación solamente le anuló el Artículo 19, que impedía la adopción por parte de los conviventes.

     ¿Por qué forzar una ley quitándole su esencia cuando ya existe una que abre las puertas a este grupo social para resguardar sus derechos, normar su vida en común y les otorga certeza jurídica? Por el contrario, la figura del matrimonio, tal como la conocemos hoy en día, debe fortalecerse y protegerse como una forma de combatir los graves problemas a que se enfrenta la sociedad actual, resguardando el concepto de una unión entre hombre y mujer.

_DSC0029     Hacemos un llamado a los 35 diputados de los seis partidos representados en el Congreso del Estado para que no politicen un asunto de tanta gravedad, que sus decisiones no sean guiadas por sus inclinaciones político-partidistas, que en este caso no vean la posibilidad de aumentar los votos a su favor.

     Hemos seguido desde sus inicios los intentos de legalizar las uniones entre personas del mismo sexo, en su mayoría intentos provenientes de partidos minoritarios que, tratando de medrar con el voto del pueblo, olvidan los fundamentos de una institución milenaria que le ha dado sustento al matrimonio, a la familia y a la sociedad.

     De aprobarse, esta iniciativa de ley tendrá una trascendencia histórica y pasará a ella como la decisión más descabellada de la presente Legislatura.

     Señores legisladores: piensen muy bien, consulten con sus verdaderas convicciones internas, sean honestos consigo mismos. No aprueben algo que va en contra la sociedad, de la institución familiar y hasta de sus propias convicciones.

     135 mil evangélicos están y seguirán orando por esta toma de decisión.

About Primera Plana

Check Also

Fortalece IMEC habilidades de gestión en instancias municipales de la mujer

El Instituto de la Mujer del Estado de Campeche (IMEC), inauguró el Seminario virtual de …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: