Home / Municipios / Arriesgado e irresponsable regresar a la “nueva normalidad”

Arriesgado e irresponsable regresar a la “nueva normalidad”

* Es necesario y urgente mantener contingencia para salvar la vida de los mexicanos

* La federación debería brindar apoyo a familias para que sigan confinamiento 

Todos los campechanos estamos deseando que pase la contingencia para poder reactivar la vida económica en las “nuevas” condiciones o cómo se pueda, no solamente por capricho o por deseo de salir, sino porque urge ir a buscar ingresos para poder mantener a las familias que hoy sufren, unos más y otros mucho más, escases de alimentos. Es esta necesidad la que está empujando a todos, pero sobre todo a los más humildes, a salir a la calle a trabajar y correr el riesgo de perder la vida por contagio de Covid-19. Contra eso no bastan consejos, buenas palabras, ni amenazas acerca del peligro de salir, cualquier jefe de familia, viéndose en esa encrucijada, no va a dudar en salvar la vida de su familia aun a riesgo de la suya.

Sin embargo, es cierto, el peligro es tan real como los 97,326 casos confirmados acumulados y las 10,637 defunciones por coronavirus, que admitió el martes, el segundo día de la “nueva normalidad”, la Secretaría de Salud (SSa) en su informe sobre el avance de la epidemia por COVID-19 en el país. Los datos oficiales, los que presenta y admite el Gobierno Federal, aún si fueran ciertos, no podemos dejar de mencionar las denuncias que afirman que esos números no representan la realidad que es mucho más grave, nos dicen de manera contundente que no hemos llegado al pico de la pandemia, mucho menos hemos empezado a “aplanarla”, y que ceder en estas circunstancias y reabrir la movilidad de la gente es peligroso e irresponsable. 

Peligroso porque significa lanzar a los campechanos a acelerar los contagios y arriesgar su vida, la de sus familias y la de todos los que mexicanos, aun los que se han encerrado a piedra y lodo o hasta emigrado a zonas más alejadas de los puntos de contagio. 

Irresponsable porque nuestras autoridades, sobre todo las federales, deberían tener el pulso lo más exacto posible del desarrollo de la pandemia y de las medidas que se deban tomar. Independientemente de que la evolución desenfrenada de la pandemia se pudo haber  disminuido, de haberse tomado medidas oportunas, que no se tomaron y algunas siguen sin tomarse, no pueden decidir los pasos a seguir basados en datos optimistas o en preocupaciones diferentes a la de salvar la vida de la gente y son ellos los que deberían proponer fechas y medidas claras y fundadas, estar dispuestas a modificarlas si las circunstancias lo aconsejan, además de poner el ejemplo acerca de los protocolos que se deben practicar para evitar contagios. Es insensato y criminal aferrarse el reinicio de la nueva normalidad y hacerlo precisamente cuando más acelerados están los contagios y fallecimientos, con el mal ejemplo de salir a realizar actos públicos, sin usar cubrebocas, como lo ordena la misma autoridad y como lo estamos haciendo todos los mexicanos, y mandar al cesto de la basura la sana distancia, son actos irresponsables que pueden costar vidas humanas. Existen personas que por ignorancia cometen semejantes poses, burlándose de los protocolos y de quienes sí los estamos respetando, pero eso no lo puede o no lo debería hacer la máxima autoridad del país. No olvidemos que los campechanos, al igual que muchos mexicanos, adoptamos las medidas de contención aún contra los consejos del Presidente, quien salía en televisión a invitar a la gente a seguir saliendo a pasear, al igual que hoy nos apura a iniciar la nueva normalidad.

La evolución de la pandemia nos dice claramente que la contingencia debe seguir, aunque a nadie nos guste. Hoy los contagios crecen y no van a ceder pronto. De todos los contagiados, 16,940 son activos registrados, lo que quiere decir que dichos pacientes presentaron síntomas en los últimos 14 días, mientras que hay 42,151 casos sospechosos acumulados. Y todo esto es solamente lo que está registrado, siendo que el mismo subsecretario de salud Hugo López-Gatell admitió que los números reales se desconocen, aunque son mucho mayores. 

Además, se deberían tomar medidas para apoyar a las familias para que resistan y acepten que se prolongue el confinamiento el tiempo que fuera necesario, de ser posible hasta que los nuevos contagios y fallecimientos hayan llegado a casi cero. ¿Pueden aguantar los campechanos en casa el tiempo necesario? Somos de la idea de que sí, pero solamente a condición de que se les garantice el sustento a sus familias, como lo han hecho las demás naciones del mundo. Por complemento, no ofrecerles un mecanismo para alimentar a sus hijos es garantía de que NO van a resistir el confinamiento ni aunque los quisiera obligar el Presidente con todas las fuerzas armadas. Por ello desde el principio de la contingencia advertimos a todo el país y en particular al Gobierno Federal sobre ese peligro inminente de hambruna que desde hace varias semanas se ha agravado y empuja a los mexicanos a salir a las calles, y propusimos humildemente que se implementara un Programa Nacional de Distribución de Alimentos. 

No se hizo caso, y aunque el Gobierno Estatal y algunos municipales algo han hecho en este terreno, resulta a todas luces insuficiente. Es el Gobierno Federal quien tiene los recursos y la estructura para implementar ese programa. Pero no ha querido y es esa omisión la que tiene al pueblo hoy con un pie y toda su alma fuera de casa, dispuesto a aceptar sin pensarlo mucho el regreso a la calle, aunque eso signifique un riesgo para su vida. Este es el resultado de la política omisa e indolente del Gobierno Federal.

Hacemos nuevamente un respetuoso llamado para que se instrumente ese programa alimentario que nos permita aguantar el confinamiento y frenar así esta enfermedad que hoy crece irrefrenable y agobia a todos los mexicanos, e invitamos a estos, sobre todo a los más pobres, a los que están siendo más castigados por la falta de alimentos, a que ni nos dejemos vencer ni nos callemos. Resistamos más tiempo, pero exijamos condiciones para ello, exijamos al Gobierno Federal que atienda esta contingencia como debe ser, pensando en la vida y la salud de los mexicanos, que en ello invierta toda su inteligencia, toda su estructura nacional y los recursos económicos que le hemos confiado todos los ciudadanos y que hoy urge que se destinen preservar y salvar la vida de todo el pueblo mexicano.

About Primera Plana

Check Also

Programa de Sanitización del Gobierno Municipal ha visitado más de 80 colonias de la ciudad

  ● El módulo de sanitización ha brindado servicio a más de 700 vehículos en …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: